Estanque del Campo de San Francisco, Oviedo















Aunque en el espectrograma haya diferentes etiquetas para cada animal, a la hora de analizarlo podemos tomar “pájaros” como objeto sonoro bio.
Excepto en el caso de los estorninos (no es tan fácil de ver), todos los demás tienen claramente poca masa, poca granularidad y secuencias sonoras discontinuas aleatorias. En la dinámica sonora de todos los pájaros predomina la parte sostenida.
El objeto antropo ciudad tiene mucha masa, poca granularidad, secuencia sonora continua y una dinámica sonora sin ataque ni liberación, solo parte sostenida.
La campana se trata de un objeto antropo con muy poca masa, muy poca grano y una secuencia sonora discontinua rítmica. En el espectrograma, el ataque y la parte sostenida de este objeto no se aprecian, es todo liberación.


En general , este paisaje sonoro con predominancia Bio se podría considerar un paisaje con una fidelidad alta ya que distinguimos todos los sonidos y ninguno enmascara a otro.




Autora: Patricia Troncoso

+info

Comentarios